El Principio

Miro esta página manchándose de signos, sin saber cómo blogguear (¿ésa es la palabra?). La intención, supongo, es decir algo, cualquier cosa y que eso que diga, tenga un atractivo, un interés, un suspenso, una fascinación, un anhelo de ustedes de seguir leyendo (claro ¿no es ésta la intención de cualquier escritor, que lo lean y se emocionen y se conmuevan?).

Quisiera hablar (gritar) sobre lo que está pasando en nuestro amado país, sin embargo, la política, por lo general, es tediosa y frustrante. Hagamos lo que hagamos; así produzcamos el análisis más brillante sobre la aniquiliación de la economía que está sufriendo México, nada va a pasar. Quizá podamos convencer a unos cuantos de crear un contrapeso para el Gobierno. Lo más probable es que no logremos nada. La cifra oficial de muertos por COVID-19 es de más de cien mil (yo creo que hay muchos más). El desempleo es galopante y el crecimiento económico es un desastre. Y mejoró la aprobación de AMLO. Me doy.

Para refugiarse del caos (además del amor) existe el arte. No sé si pueda crearlo a través de este medio. Ni siquiera sé qué es lo que pertenece a esa categoría. Lo que deseo proponerles es intentarlo. 



Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

¿Qué hacer cuando te dicen que tu telenovela es un "bodrio"?

"Volver a Empezar" empezó mal

Los Entretelones