Una Amarga Dosis de Realidad

A GERARDO RODRÍGUEZ le parecieron interesantes las anécdotas de Muchachitas. Fue un gran inicio para mi carrera. Es decir, aunque ya tenía 5 años en Televisa, había trabajado en la producción de El Camino Secreto, había escrito la serie Tres Generaciones y había hecho la edición literaria de Al Filo de la Muerte, a la primera telenovela que escribí (junto con Verónica Suárez) le fue de maravilla. Es importante decir que Muchachitas tiene 30 años y la gente sigue acordándose de ella. 

Ahora, siguiendo con las crónicas de este dramaturgo, hablaré de la telenovela que siguió al gran éxito de Muchachitas: Mágica Juventud. En esta telenovela nos pasó como a la Selección Alemana de Futbol: primero fue campeona y, cuatro años después, ni siquiera pasó a la segunda ronda. 

En Mágica Juventud, el Sr. Emilio Larrosa, claramente, quería replicar el éxito de Muchachitas, apoyándose, en parte de la fama que había adquirido Kate del Castillo en el personaje de Leticia. Creo que ya mencioné que el personaje de Kate, en Mágica Juventud tenía que bailar. Lo cierto es que en ese entonces, ella no bailaba y nunca quiso meterse a clases de baile (no sé por qué). El Sr. Larrosa llamó al guapo Héctor Soberón (más famoso ahora, creo, por las broncas que tuvo con Michelle Vieth), a Carmen Montejo, Sendel, Marisol Santacruz, etcétera. Tuvo 110 capítulos (1992).

No me acuerdo mucho de esta telenovela (creo que nadie). Sí recuerdo el sufrimiento y la frustración. Después del hit de Muchachitas, Mágica Juventud resultó ser (como hubiera dicho el señor Larrosa) "un petardo". Lo malo fue que nunca pudimos levantarla; lo bueno, es que uno va a aprendiendo de la vida (a veces, a golpes). No hay que creerse demasiado (no hay que marearse en el ladrillo); no hay que asumir que uno tiene la fórmula del éxito. El fracaso te otorga humildad. 

Punto y aparte. Pregunta Gerardo: "¿cuáles son los pasos que siguen ustedes al momento de adaptar una telenovela?"... El primer paso es leer TODO el original (de principio a fin). (Yo no seguí este paso en algunas. Leyendo Los Roldán que dio origen a Una Familia con Suerte (2011-2012), honestamente, me aburrí como una ostra. No terminé. Mi querida amiga Martha Jurado sí la leyó toda y, junto con Calú (mi compañera escritora, al principio), me iban diciendo qué seguía en la historia (aunque yo tomé otro camino y me separé del original radicalmente. De por sí, no me parecía muy "original" la historia de un hombre sencillo que se vuelve millonario (esta historia ya se había hecho desde 1995 y se llamó El Premio Mayor)). 

Sí leí Las Juanas (1997) (original colombiano de Hijas de la Luna) de principio a fin. Lo malo es que había un personaje que lloraba lágrimas de cristal y no sé qué tantas exentricidades. Lo útil fue el planteamiento original: un padre que tenía cuatro hijas, de cuatro mamás diferentes (todas, de la misma edad). 

Entonces los pasos serían: primero, leer la sinopsis, la "psicología" de personajes y todos y cada uno de los libretos. Hay que dominar el texto original casi de memoria. Lo segundo sería hacer una propuesta de adaptación al productor. Es decir, un proyecto en el que el adaptador diseña su propia versión. Tercero, en efecto, esa versión debe ser autorizada por el productor y se hacen varias juntas para determinar cómo será la adaptación. Cuarto: hacer un proyecto de adaptación definitivo. 


En la próxima emisión: la historia detrás de Dos Mujeres un Camino...


Comentarios

  1. Eso es algo que jamás terminará... Que un productor tenga éxito en algo y lo quiera exprimir hasta tal punto que ya no es rentable. Un ejemplo claro es lo que hace Netflix y sus múltiples temporadas de series buenas que van decayendo. Entiendo que no es culpa del escritor, sino la presión de un productor o la misma empresa. Qué difícil situación...

    Por cierto, he terminado de leer el capítulo de Porque el Amor Manda y es buenísimo. ¡Mil gracias por compartirlo! Si no es molestia... ¿Tendrás alguno de "Sueño de Amor"?

    ResponderEliminar
  2. Muy entretenido ir conociendo la trastienda de tus distintos proyectos. Gracias por compartir, Alejandro!

    ResponderEliminar
  3. Excelente entrada la de hoy, se debe sentir terrible la presión que hay detrás cuando una historia no funciona y hay que cambiarla a lo largo de los capítulos, pero esos son aprendizajes que se mejoran con la experiencia.

    Gracias por explicar las "tácticas" a la hora de adaptar, a final de cuentas uno toma la historia central y la va a escribiendo. Me he dado cuenta que en tus adaptaciones no te apegas mucho al libreto original, por lo que hace esas historias una versión libre de las mismas.

    De tus novelas, me gustaría realizar una versión moderna de "Los Roldan", esta telenovela la he visto en todas (o casi todas) sus versiones: la original argentina, la de TV Azteca (Los Sánchez), la colombiana (Los Reyes) y la tuya (Una Familia Con Suerte), me parece una historia divertida y que se puede sacar mucho provecho para hacer situaciones de comedia.

    Saludos y nuevamente gracias por compartir tus vicencias.

    ResponderEliminar
  4. Ahhh se me olvidaba preguntarte ¿de quién fue la idea de eliminar a una de las hermanas de "Las Juanas" en "Hijas de la Luna", por cierto, esa adaptación me encantó. Ojalá pudieras compartirnos uno de los capítulos para leerlo, esa la vi de principio a fin, muy buena versión.

    ResponderEliminar
  5. No he visto "Mágica juventud",pero en Youtube alcancé a ver la entrada. Creo que tenía una trama en el lugar llamado "la hamburguesa mágica". ¿La consideras un intento parecido a "Muchachitas" y por eso no funcionó, porque la gente ya la vio? Años más tarde versionaron "Muchachitas" y le agregaron "como tú" al título.Fue fiel al original y con el paso de los meses le hicieron cambios.

    Saludos, Alejandro.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

¿Qué hacer cuando te dicen que tu telenovela es un "bodrio"?

"Volver a Empezar" empezó mal

Los Entretelones