Escribir para el Día Siguiente

Mi muy querido lector, don GERARDO RODRÍGUEZ habla de las broncas de El Premio Mayor; sin embargo, dice que no le gustó el final, que Huicho debió recibir su merecido. Por lo que recuerdo (pero, mi memoria no anda muy bien) Rebeca lo deja ¿no? Su Rebequita adorada, por la que se tira un clavado de La Quebrada, lo abandona para siempre. ¿No era ese el peor castigo? ¿Perder al amor de su vida?... 

GERARDO menciona, también, Tú y Yo. Lo malo es que ando un poco atrasado en mis contestaciones a los comentarios que tan amablemente me hacen llegar. 

JP sí se acuerda de la actriz que protagonizó la segunda historia de amor de El Premio Mayor. Dice que nunca volvimos a ver a esa actriz. Para JP "era muy bonita". 


¿Era Elsa Navarrete?...

VICENTEBLO mencionó el cambio de Sendel por Palazuelos; y de Ana Patricia Rojo por Edith González... 



Ayer, nos quedamos con la Increíble y Triste Historia de Las Vías del Amor, de cómo los jueces me iban alejando la meta del Maratón y la orden de la Gran Corporación: "que escriba otro". Ni modo: yo le tenía total lealtad a la empresa, al Sr. Larrosa y a la telenovela. Además, eso de que "escriba otro" era muy difícil, porque estábamos pegados al aire.


La crisis fue tan dura que una noche nos dimos cuenta de que no había capítulo para grabar al día siguiente, que era un viernes. Yo, a punto del calipso y el tramafat. Le dije a los de producción que montaran en el foro este set y el otro y el de más allá; que llamaron a estos actores. Estaban, entonces, los sets y el reparto y no había libreto. 


Escribí a todo vapor. Las escenas iban grabándose en el foro, escribiéndose y grabándose... El fin de semana tuve algo de tiempo para adelantar un poco más. La verdad, no sé cómo pude terminar esa telenovela. Llegué a la meta, casi muerto. 


Gracias a Dios fue un éxito, porque, trabajar tanto para un bodrio, hubiera sido un infierno. 

Bueno y hablando de "infiernos", viene la crónica de Mujer de Madera (2004/2005)... Ahí sí supe lo que es amar a Dios en tierra de indios... Era mi telenovela número 12 y la última con el Sr. Larrosa, con el que había entrado a trabajar en 1985...

Continuamos...


Comentarios

  1. Qué estrés debe haber sido escribir 220 capítulos, y encima, pegados al aire!

    Me pregunto cuánto tiempo en total te tomó escribir semejante cantidad (tanto en el caso de Las vías... como en tus otros trabajos). En general, con cuánta distancia del estreno partiste escribiendo tus proyectos? Dependía eso de tu capacidad de trabajo (y/o la de don Emilio) o la empresa les imponía plazos estrictos?

    Un abrazo, de nuevo, y gracias por siempre responder!

    ResponderEliminar
  2. Hola, Alejandro. A pesar de la presión lograron producir la telenovela y entretener a su público. Valió la pena el esfuerzo de estar pegados al aire.

    Me queda la duda si alargaban más "Las vías del amor" continuaría con su éxito, a menos que Televisa pensaba en imitar las series españolas diurnas o las soap operas americanas al tener una telenovela mexicana con más de un año al aire. Pudo ser un fenómeno en la historia de la televisión jejeje

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

¿Qué hacer cuando te dicen que tu telenovela es un "bodrio"?

"Volver a Empezar" empezó mal

Los Entretelones