Amor por Carta

El fiel e incondicional VICENTEBLO, pregunta: 

"¿Cómo recuerdas tu experiencia como editor literario de Mi Pequeña Soledad y Al Filo de la Muerte? Tengo entendido que es el primer paso de un guionista dentro de un equipo de telenovela." 




No sé si, ser editor literario, sea un requisito indispensable para ser guionista. Por ejemplo, en el caso de Pablo Ferrer (que ahora es uno de los escritores principales del Sr. Juan Osorio), la historia fue diferente. Él provino del diplomado de guionismo de telenovela que subsidiaba TELEVISA en la Universidad Iberoamericana (por cierto, alguna vez día una clase interesante en ese diplomado: hablaba sobre la relación, siempre ríspida, entre el escritor y el prodctor de telenovela). Pablito empezó, pues, en Porque el Amor Manda, ayudándome a mí. Escribía algunas cosas, proponía anécdotas, revisaba los textos (pero el editor literario era otro). Después, cuando el Sr. Osorio ya no quiso trabajar conmigo, después de Sueño de Amor (2016), trabajó en Mi Marido Tiene Familia, al lado de Héctor Forero (adaptando la telenovela coreana). Terminando esa novela, salió Forero (el propio Forero me dijo que tuvo una bronca espantosa) y Pablito se convirtió en el escritor titular.




Lo que recuerdo de Mi Pequeña Soledad es que Marissa Garrido escribía en máquina de escribir en unas hojas de colores y de manera muy desaseada: con errores, sin formato, con correcciones, etcétera. Luego, la otra parte, la escribía René Muñoz y, por lo que me acuerdo, era un caos (aunque ambos eran muy talentosos). En Al Filo de la Muerte, era parecido; no tenía mucha idea del oficio de editor literario. Obviamente, había que checar la continuidad y demás. Yo le escribía a Fernanda un reporte de los errores que encontraba y creo que alguien más volvía a mecanografiar los libretos (porque todo se seguía haciendo en máquina de escribir). Lo cierto es que la señora Villeli era una gran dama: culta, inteligente, educada y con un gran colmillo para escribir. Me trató muy bien.




Como les había comentado, Al Filo de la Muerte se escribió por órdenes del Sr. Emilio Azcárraga Milmo. Él quería hacer un drama médico con temas "fuertes". Era el año 1990 y temas como el aborto, el VIH-SIDA, la eutanasia y la prostitución no eran muy comunes en la televisión abierta. 

Continua VICENTEBLO: "Buen ejemplo diste con la muerte de El Terco en Soñadoras. ¿Cómo llegaron Ana y Rubén a la historia? Le dieron un giro a la telenovela. Fue impactante ver a Irán Castillo con un look más arriesgado en telenovela, cuando antes terminó una historia tradicional llamada Preciosa y era la encantadora protagonista".




Una vez más la coyuntura (como me sucedió mucho, gracias a Dios), fue el alargamiento de la telenovela (también la sensación mía de que se estaba cayendo el ritmo o se estaban agotando los personajes centrales). Se me ocurrió pensar en un personaje que fuera completamente diferente a las Soñadoras: por eso pensé en Ana; una chava dark, bastante parca en su lenguaje; siempre como de mal humor (por lo que recuerdo). Y necesitaba un mega galán. Por eso el Sr. Larrosa trajo a Kuno Becker (que empezaba su carrera en 1998. Tenía 20 años). 




JOHAN ALONSO tuvo la gentileza de escribir: "Gracias por tus bellas anécdotas… Quisiera saber ¿si alguna vez has pensado escribir o adaptar una telenovela de época?"

No he pensado en hacerlo. Siento, a priori, que es un poco complicado, porque hay que pensar en cómo hablaban en esa época, cómo pensaban, cuáles eran sus valores, etcétera. Lo que me gusta de esas telenovelas es que no hay WhatsApp ni internet ni celulares ni vuelos a Europa. Había cartas. Y, mientras llegaba la carta, los amantes sufrían o tenían que viajar días enteros a caballo para ver a la dama o al caballero...




Aunque, siendo franco, Johan, en estos momentos haría cualquier cosa (menos cosas de narcos).

Gracias a mis queridos lectores a los que les imploro que me escriban, me pregunten, me zarandeen, me hagan recordar...

Continuará.




Comentarios

  1. Hola, Alejandro. Gracias por responder las preguntas. ¿Qué recuerdas de aquella clase en el diplomado de guionismo de telenovelas que dictaste sobre la relación escritor - productor? ¿Te gustaría ser el productor ejecutivo de alguna historia escrita por ti? ¿Cómo te verías?

    ¿Qué opinas de las telenovelas infantiles-juveniles? ¿Alguna vez te propusieron escribir una historia para niños en Televisa o tuviste la inquietud de escribir una? Hay un público cautivo en la tv por suscripción por canales como Nickelodeon y Disney Channel.

    Saludos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

¿Qué hacer cuando te dicen que tu telenovela es un "bodrio"?

"Volver a Empezar" empezó mal

Los Entretelones