¿Ganar o no Ganar Premios?

Lectoras, lectores queridos... Aquí el blog de hoy. ¡Espero que no se aburran!

El estimadísimo ANDRÉS RÍCVOT opina: "Yo también creo que deberían renovarse las historias, aunque a veces lo clásico puede resultar más rentable para los empresarios televisivos."




Lo que siempre alego, mi querido Andrés, es que el problema no solo es el reúso de clásicos, sino en el refriteo. Literalmente, quiere decir, cocinar y cocinar y cocinar la misma historia hasta la eternidad. Siendo mexicano, lo más irritante, es el uso de historias argentinas, colombianas y, ahora, también, turcas, coreanas, portuguesas, etcétera. No creo que sea menos rentable contratar escritores mexicanos, nóveles, creativos, con contenidos nuevos, originales, intensos, modernos. 




Continúa don Andrés: "¿Qué opinas de los criterios que se toman para premiar a tal o cual producción a nivel mundial? Porque muchas veces como espectadores no estamos de acuerdo con los ganadores que determinan los especialistas en la materia." 

Los premios son una tomada de pelo. En los últimos premios en los que estuve fueron los de TV Y NOVELAS, que se llevaron a cabo en el Campo Marte, en la ciudad de México. Estábamos compitiendo con Hijas de la Luna y fue un fraude total: organizados por Patricio Wills, resultaron un homenaje a Patricio Wills. 



(Por cierto, no pudieron escribir correctamente mi apellido). 

He participado en 24 telenovelas y he ganado un solo premio. Fue, justamente, el premio TV Y NOVELAS. Ganamos, Verónica y yo, por El Premio Mayor. También ganamos mejor telenovela con Mi Corazón es Tuyo, pero ese premio fue a dar a manos del Sr. Osorio, productor de la telenovela... 




Mi fiel comentador y amigo, VICENTEBLO espera volverme a ver en la pantalla chica próximamente. Ojalá. Luego, pregunta: "¿Abordarías en la televisión temas como la actual pandemia de Covid? En Chile hay una telenovela que se llama Edificio Corona y algunas series americanas del sector de la medicina también se han arriesgado a contar historias basadas en hechos reales. 

Creo que es muy interesante el tema de la pandemia, Vicente y cómo cambió el mundo. Ver, con realismo, por ejemplo, lo que pasa en un departamento de cuarenta metros, en una zona popular de la ciudad, con una pareja que tiene que trabajar a distancia y cuatro hijos, hacinados, no pudiendo ir a la escuela...  (Creo que ya se me está ocurriendo una telenovela, ja, ja...)




Don Vicente, hace una pregunta fundamental: "¿Cómo consideras tu evolución como guionista desde Tres Generaciones hasta Hijas de la Luna?" La respuesta, mi querido amigo, es muy difícil. Claro, lo fácil, sería decir "he madurado como escritor" (aunque, a veces, pienso que fue la libertad, la frescura, la ingenuidad lo que le dio el éxito a Muchachitas, por ejemplo).



Ojalá que pudiera decir que me he modernizado, que no soy un escritor "viejo" o anquilosado. Pero, la verdad, no sé, Vicente: ¿será, más bien que son ustedes los que me digan cómo he "evolucionado", de 1987 a 2018?

Gracias, gracias, gracias. A mis fabulosos lectores los exhorto a que comenten, pregunten, critiquen, hablen, etcétera...




Comentarios

  1. Hola, Alejandro. Tal como dice el título de este artículo, hay un dilema quizá al momento de escribir entre quiénes buscan lucrar con esa o cualquier otra actividad, y los que simplemente disfrutamos haciendo lo que nos gusta hacer, aunque nos digan que no se puede vivir únicamente de amor por el arte je, je, je. Te comento que aquí en Perú también se realizó una miniserie el año pasado que trató el tema del Coronavirus, se llama Al otro lado de la orilla, incluso he visto algunos capítulos de La Rosa de Guadalupe que incluyen el tema. Pero no sé qué tanto podemos arriesgarnos a escribir algo que aún está en investigación sin llegar a presentar datos incorrectos al respecto. No sé cómo ha sido tu experiencia cuando escribes una escena de emergencia en un hospital, por ejemplo, o cuando trataste el tema del VIH en Amigas y Rivales en comparación con los tratamientos actuales y últimos descubrimientos. ¿Qué recomiendas en esos casos? Saludos.

    ResponderEliminar
  2. ¡Felicidades por tu premio TV y Novelas, Alejandro! Siempre tienes ideas así que seguramente el próximo proyecto será un éxito. Solo falta que un productor y el equipo de revisión de guiones lo acepte. Creo que ", libertad, frescura e ingenuidad" la puedes tener en cada historia que escribes porque es original.

    Sé que prefieres escribir guiones originales, ¿qué es lo más complicado de adaptar telenovelas argentinas o colombianas a México? ¿Por qué en la televisión mexicana no hay un espacio para la telenovela juvenil y la infantil actualmente si "Hijas de la luna" cuando se emitió fue un éxito? Desde hace un tiempo incluyen subtramas juveniles o infantiles en historias adultas.

    ¿Qué opinas de los seriados unitarios que mantienen el gusto de un público en tv abierta? ¿Por qué el éxito de ese formato?

    ResponderEliminar
  3. Deberías tener un estante en estatuillas de premios. Alejandro que piensas tú del formato fábrica de sueños, en versionar los grandes clásicos de la época, te arriesgarías a adaptar uno de ellos?

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

¿Qué hacer cuando te dicen que tu telenovela es un "bodrio"?

"Volver a Empezar" empezó mal

Los Entretelones