El Dilema del Artista.

Mis queridas lectoras, lectores queridos. Estoy ahora en la impactante ciudad de Nueva York y he tenido poco tiempo para escribir en este, su imperdible blog. Lamento mucho dejar con ganas a mis apasionados comentadores. 





Debo muchas respuestas; por ejemplo, a la pregunta de ANDRÉS RÍCVOT: "Es un verdadero honor que nos compartas tus experiencias sobre el maravilloso mundo de la dramaturgia. Muchas gracias nuevamente por todos tus consejos. Quisiera hacerte una pregunta: si tuvieras la oportunidad de reescribir solo una de tus historias originales, ¿Cuál de ellas escogerías para hacerlo y qué posibles cambios le adaptarías?"



La pregunta de mi querido amigo es complicada; creo que la respuesta es: ¡todas! En primer lugar, hay un síndrome clásico del escritor que tiene que ver con el hecho de que nunca está conforme con su trabajo. Me parece que la paradoja del artista radica en que, lo que imaginas siempre es mejor de lo que escribes (esculpes, pintas, representas...). En otras palabras, tu cabeza tiene un ideal de lo que quieres hacer: al momento de convertir ese ideal en algo concreto (un texto, una obra, una película, una escultura), hay algo (mucho) que se pierde. 

La libertad creativa (en el caso del oficio de escribir telenovelas para una empresa como Televisa), casi no existe. Uno está en manos del productor y del público. El estilo (o capricho) del productor, determina la "personalidad" del producto. Conforme uno sigue escribiendo (por lo menos, eso era antes), la historia toma giros inesperados. Hay actores que no están a la altura del personaje; hay personajes que no "pegan"; hay historias que no funcionan; incluso, a veces, es necesario meter personaje e historias por razones estrictamente personales en el caso del productor (por ejemplo, meter a una actriz porque es su "amiguita"). 




Claro, las telenovelas que cambiaría serían las que no funcionaron tanto: Mágica Juventud, Salud, Dinero y Amor, y Sueño de Amor.

Mi amigo STV, originario del maravilloso Chile, hace los siguientes (excelentes) comentarios, mismo que agradezco en el fondo de mi corazón:

"(...) Impresionante como pasa el tiempo velozmente. Justo ayer estaba viéndola por primera vez en Blim. Ya lo has comentado antes, pero esa fórmula de las 4 amigas da muy buenos resultados, como pasó en Soñadoras y en Amigas y Rivales. ¡Qué hermosos recuerdos! (...) Gracias por tantas horas de compañía y entretención. De tus telenovelas seguíamos en casa, fielmente, Dos Mujeres, un Camino (a la hora de almuerzo en Chile). Yo fui gran fan de Volver a Empezar (que marcó mi verano 1995). Seguí Soñadoras, Mujeres Engañadas, Amigas y Rivales (acá en Chile fue un boom) y Mujer de Madera, con cambio de protagonista incluido."




Gracias a Mr. STV. En efecto, Amigas y Rivales fue un gran éxito en toda Latinoamérica. Siempre he dicho que todo mundo habla del éxito de Rebelde, cuando Amigas y Rivales fue mucho más importante.  (Amigas y Rivales, duró 37 semanas al aire y tuvo un promedio total de rating de 26.25; el rating promedio de la aclamadísima Rebelde fue de 19.59).

 



Nos vemos pronto con más de este famosísimo blog...

¡Gracias!

Comentarios

  1. Hola, Alejandro. Sería genial que regreses a Televisa con una versión mejorada de "Mágica juventud". De los primeros capítulos que vi en Youtube me pareció entretenida, actual y cercana al público.

    Propondrías la vuelta de la telenovela juvenil en el horario de la tarde como pasó con "Hijas de la luna". La historia de mujeres y hombres que desean lograr sus sueños en esta nueva versión de "Mágica juventud".

    ¿Te gustaría inspirarte en Nueva York para algún nuevo proyecto? Sería novedoso.

    ¿Cuáles son tus ciudades favoritas del mundo que deben estar en tus historias o han estado en tus historias? ¿Crees que una ciudad en particular agrega magia a la trama? ¿Cómo ves ese aspecto?

    Saludos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

¿Qué hacer cuando te dicen que tu telenovela es un "bodrio"?

"Volver a Empezar" empezó mal

Los Entretelones