¿Cómo evitar el plagio?

La buena noticia es que me contrataron para escribir un libreto para UNIVISIÓN. La mala es que es programa único. Se llama Somos Navidad y, la verdad, es una historia muy linda, complementada con musicales navideños. Agradezco mucho al Sr. Marco Flavio Cruz haberme invitado al proyecto. (Con él, hemos trabajado un montón de cosas: una serie de abogados, idea de él, llamada El Coyote; otra serie basada en las cartas de Frida Kahlo; una serie de Agustín Lara... en fin. Nada había prosperado hasta ahora). 

Mi queridísimo amigo del Perú, don ANDRÉS RÍCVOT, me escribe lo siguiente (cosa que agradezco profundamente):

"(...) me gustaría preguntarte, precisamente, sobre los remakes y las similitudes de historias como en el caso de El Premio Mayor y Una Familia con Suerte o su original argentina Los Roldán. En este caso, ¿Qué diferencia existe entre una adaptación y una versión libre de una obra audiovisual?"



Lo que yo he hecho, en los casos de Una Familia con Suerte, Porque el Amor Manda y Mi Corazón es Tuyo, son, como dices, "adaptaciones libres". Eso quiere decir que en realidad, solo tomas la idea inicial y algunos personajes; así como ciertas cosas del inicio y, poco a poco, te vas olvidando de las anécdotas del original.




En el caso de Una Familia con Suerte, yo tenía a mi "policía" (Martha Jurado) que me presionaba para seguir el original. Pero, poco a poco (gracias a Dios) nos dimos cuenta de que la versión argentina se alejaba completamente del melodrama y que era insustancial: solo era un catálogo de "argentinismos" y situaciones dizque cómicas. Es importante que una telenovela genere adicción: es decir, la idea es que sientas, como público, que no te puedes perder un solo capítulo; que no ver un capítulo sería fatal. En Los Roldán, daba igual. No había historia qué seguir; era como una sitcom extremadamente argentina. 




En la segunda telenovela que hice con el Sr. Juan Osorio; primero que nada, ya no tuve coescritoras (es). Segundo, las telenovelas colombianas son menos localistas: la cultura se parece más a la mexicana. Pero también olvidé el original (de hecho ni lo acabé de leer). Después cobró mucha importancia la historia de la niña; el papá biológico y el papá adoptivo. 




Con Mi Corazón es Tuyo, que era adaptación de una serie española llamada Ana y los Siete solo se tomó el planteamiento central: una mujer que, de día es nana de siete niños y, de noche, es estríper. Además, la serie era corta; no tenía material suficiente para hacer una telenovela. 




Continúa don Andrés: "Alguna vez leí sobre las "ideas prestadas" a partir del mismo mundo artístico que nos rodea y que nos sirve de inspiración para crear. Pero ¿cómo evitar caer en el plagio? Recuerdo la primera vez que le pedí a un guionista que revisara mi proyecto y se negó a leerlo para evitar futuros problemas legales si probablemente él también había ideado algo similar."

Si el plagio es involuntario, no habría manera de evitarlo. Por otro lado, la idea de plagio puede ser relativa: ¿será que Los Roldán (2005) es un plagio de El Premio Mayor (1995)? El concepto de que la fortuna de un señor maduro con una familia cambie, ¿es propiedad exclusiva de Alejandro Pohlenz? 




La respuesta a tu pregunta, Andrés, sería que, al crear, recuerdes todo lo que viste y leíste anteriormente. Ahora, para evitar el plagio (consciente) pues, simplemente, no hay que copiarle a nadie. En cuanto a las adaptaciones que he hecho, no hay plagio, porque la empresa le ha comprado los derechos al dueño de estos. Pero, por ejemplo, el esquema de cuatro jovencitas que se unen por alguna razón, ¿es también exclusivo de alguien? 




Cuando hice el final de Muchachitas (Federico Cantú enterrado vivo), Fernanda Villeli me acusó de plagio (o, por lo menos, nos mandó una carta o habló con alguien de la SOGEM), argumentando que la idea de que el villano muriera dentro de un ataúd había sido utilizada antes en no sé qué telenovela de la Villeli. Yo contesté la carta que, entonces, Edgar Allan Poe la debería de acusar de plagio a ella. La idea yo la tomé (creo que ya lo he dicho), de una película de 1990 que vi en la televisión y que se llamaba Burried Alive. También he mencionado de dónde me plagié la idea de los carritos explosivos de Federico Cantú. Creo que también hablé cómo usamos la idea de Gone Girl (de Gillian Flynn) para una parte de Hijas de la Luna. La forma en la que justificamos el plagio es que encuentran el libro de Flint en la recámara del personaje que "desaparece".





Termina don ANDRÉS: "Por otra parte, quisiera preguntarte cómo se escribe una escena que incluye a un personaje cantando. ¿Se debe escribir toda la letra de la canción en el diálogo? ¿Tienes algún ejemplo al respecto?"

Yo creo que puedes hacer lo que quieras, Andrés. Sí he puesto el texto (o parte de este)cuando dice: "el personaje canta", para que la gente que no la he escuchado sepa de qué se trata la canción. 

Amigas y amigos, no olviden enviar sus comentarios, preguntas y críticas. En Facebook, hablando de mi novela La Rueda de la Fortuna comenta que él nunca leería un libro de una historia que se ha visto mil veces en la televisión. Creo que me enojé y contesté: "¿dónde has visto la historia de una familia que pierde todo y otra que gana todo y que coinciden en la clase media?". También le dije que no tenía derecho a criticar si no había leído el libro. Interesante lo que pasa en las redes sociales. Yo creo que se debe aplicar la máxima: "el que se enoja, pierde". 

https://articulo.mercadolibre.com.mx/MLM-891214301-novela-la-rueda-de-la-fortuna-_JM#position=4&search_layout=grid&type=item&tracking_id=a5850025-4b29-41b0-89b6-e21c2b78beab

https://www.amazon.com.mx/gp/product/B08D3B86BD?pf_rd_r=KEHH0XPPQN9N0X30Q3JE&pf_rd_p=e785ae9e-2ad6-4898-9405-402e0de2c911&pd_rd_r=c652cbd7-e34a-4bed-8cd2-afc0c3954199&pd_rd_w=pOBim&pd_rd_wg=R72M9&ref_=pd_gw_unk




Comentarios

  1. Hola, Alejandro. ¡Felicidades por tu nuevo proyecto en la tv! Le alegrarás la navidad al público en estos tiempos de covid. Cuando puedas comenta más de esta historia.

    El filósofo Aristóteles decía que "todo está inventado". Si es así, ¿cuáles consideras las propuestas modernas en la televisión? ¿De cuál modo ha evolucionado el melodrama en estos tiempos?

    Considero que hay mucho por contar y los ejecutivos deben darle oportunidad a los guionistas con experiencia como tú y formar a los nuevos como yo. ¿Cuándo darás otro taller de dramaturgia televisiva?

    Saludos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

¿Qué hacer cuando te dicen que tu telenovela es un "bodrio"?

"Volver a Empezar" empezó mal

Los Entretelones