Instintos asesinos.

Mi queridas y queridos, lectoras y lectores, aquí andamos acercándonos a la Navidad, pero ocupados, como siempre, en responder a sus inquietudes lo mejor posible. 

Don ANDRÉS RÍCVOT dice que se reincorpora a este "comentado y elogiado blog" y yo agradezco, desde la válvula mitral, sus elogios. Mi amigo del Perú habló de la Virgen de Guadalupe y, con eso, dio pie a las siguientes preguntas: 

"¿Qué opinas de las series de corte religioso como las telenovelas brasileñas y/o colombianas, por ejemplo, María Magdalena, Moisés y los Diez Mandamientos, Josué y la Tierra Prometida, Jesús de Nazareth o Apocalipsis? ¿Crees que realmente se puede aplicar el melodrama en esos casos? ¿Te interesaría escribir algo similar?"

No puedo opinar mucho sobre esas series, porque no las he visto. Por otro lado, el melodrama se puede aplicar a cualquier historia (¿más melodrama que Dios le pida a Abraham matar a su hijo, Isaac? ¿No es Cristo en el Viacrucis la imagen misma del melodrama?). Como siempre he dicho, mi querido amigo, a mí me "interesa" escribir cualquier cosa, de cualquier época... todo, menos una telenovela sobre narcos.  

DYLAN me dice que ya se ha puesto al día con mi blog, que le parece "interesante". Muchas gracias. Espero poder seguir interesando a mi pequeña audiencia...  A DYLAN le parece un pena haber pedido a Carmen y Vicente. Estoy de acuerdo. Dice: "Me da gusto saber que estrenaron tu serie en Univisión, sin duda eres de los escritores más versátiles que ha tenido Televisa y que le ha dado grandes éxitos. Espero te vuelvan a abrir las puertas." Yo también espero, mi querido amigo, pero no sé qué pasa. La última telenovela que hice fue Hijas de la Luna (cuyo último capítulo fue en junio de 2018). Esto quiere decir que llevo tres años y medio, y nadie me ha llamado para hacer lo que mejor hago: escribir telenovela. 

Pregunta Don DYLAN: "Cuando tienes que meter cambios a la historia para subir el rating, ¿cuál es tu metodología para determinar qué personajes o historias deben cambiar el rumbo?"

Antes teníamos a los llamados focus groups. Cada semana se hacían varias sesiones y cierto público comentaba sobre todas las telenovelas de la barra. Ahora, además, tenemos a las redes sociales. Algo muy importante es como yo siento que se está desempeñando el actor o la actriz; si le creo o no. También, uno tiene su propio círculo de comentadores: tus papás, tu esposa, el personal de tu casa, tus amigos y amigas. Hay otro termómetro interesante y este es el rating por minuto. Cada día se recibía el rating por minuto y tú podías saber con toda exactitud cuándo sube o baja la audiencia: si el rating baja recurrentemente cada vez que aparece tal personaje, es obvio que no está funcionando...

DYLAN sigue preguntando: "¿Has sentido ganas de matar a un personaje solo porque el actor no es de tu agrado? Si es así, ¿cómo lo solucionas?" Sí, DYLAN, me sucedió mucho. El problema no es matarlo o mandarlo de viaje o desaparecerlo; la bronca principal es el productor. Es decir, hay que convencerlo y eso es, generalmente, muy difícil, porque es el productor quien contrató a tal o cual actor o actriz y, al hacerlo, le prometió algo. "Vas a tener un 80 por ciento de participación", por ejemplo. No puede, de la nada, decirle: "te vas, porque no está gustando el personaje". Cuando hicimos Sueño de Amor, los focus groups, las redes sociales, los amigos... todos opinaba que Betty Monroe no estaba funcionando. El Sr. Osorio no se animó a cambiarla y me costó mucho trabajo convencerlo de traer a otra actriz para que hubiera una competencia amorosa (Marjorie de Sousa). 


El gran amigo VICENTEBLO me sugiere usar la anécdota de mi examen vial para una obra dramática de ficción. Lo que creo que sería más interesante, mi querido VICENTE, es pasar a la siguiente etapa: es decir, si llegas a determinado número de puntos negativos en tu licencia, debes realizar trabajo social. Un primo me dijo que lo mandaron a pintar una barda. Quizá, en ese trabajo social, el héroe se enamore de la heroína, a la que también la mandaron a pintar...

VICENTE PREGUNTA: "Después del proyecto fallido Salud, Dinero y Amor, ¿pensaste que nunca volverías a escribir una telenovela? ¿Qué te convenció para regresar en tu siguiente proyecto?"


La verdad es que no pensaba en nada: solo quería sentirme bien; que se me pasara la crisis (primero fue ansiedad y, luego, depresión). Cuando estás así, es como cuando tienes un dolor intenso: no piensas en nada más que se te quite el dolor.

En 1998 (después de la crisis), el Sr. Larrosa y yo, empezamos a trabajar la telenovela Mujeres Engañadas. Pero, de repente, él recibió una llamada del jefe (el Lic. Murguía) diciendo que urgía una telenovela juvenil. Recibimos una historia de Rocío Taboada (esposa del escritor y director Carlos Enrique Taboada, Q. E. P. D.), en la que había 4 protagonistas (como en Muchachitas). Enriquecí esa parte con una anécdota adulta (con Arturo Peniche y Alejandra Ávalos) y, junto con Beto Rockefeller, armamos Soñadoras. En esta telenovela, salvo los últimos 40 capítulos, yo escribía las llamadas escaletas y Saúl Pérez Santana, los capítulos (que yo revisaba, claro). 

Gracias a Dios nos fue muy bien con Soñadoras e hicimos mucho bien con nuestros mensajes en contra de la drogadicción...

Quedaron pendientes respuestas y, por eso, ofrezco disculpas. Nos vemos muy pronto...

Comentarios

  1. Hola, Alejandro. Luego del estreno de "Somos Navidad", ¿crees que se volverán a poner de moda los especiales decembrinos en Televisa y otras empresas? Son historias de esperanza, lo que el público desea ver en tv abierta.

    ¿La llegada de Marjorie de Sousa benefició o perjudicó a "Sueño de amor"? ¿Qué iba a suceder originalmente antes de su llegada?

    ¿Mientras trabajaste con Emilio Larrosa te encargaron un remake? ¿Qué opinaban en la producción de los remakes? ¿Por qué no se aventaron uno si la empresa acostumbra a versionar historias? ¿Consideras a la producción privilegiada por solo contar con nuevas historias?

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

¿Qué hacer cuando te dicen que tu telenovela es un "bodrio"?

"Volver a Empezar" empezó mal

Los Entretelones