¡Viva Perú!

En 1982, escribí un cortometraje basado en el cuento Talpa, de Juan Rulfo. Concursó en el Primer Festival Latinoamericano de Teleducación Universitaria en Lima, Perú (ganamos el segundo lugar). En 1983, escribí y produje un cortometraje llamado Los Sueños se Recuerdan en Pretérito, que concursó en el Segundo Festival Latinoamericano de Teleducación Universitaria. No gané nada, pero pude ir a Lima; también estuve en Cusco y Machu Pichu. Esto para decir que me encanta Perú y, en mi experiencia, los peruanos son buenísima onda. 



Los dos peruanos que contribuyen frecuentemente en estos artículos también son buenísima onda y les mando abrazos virtuales desde la CDMX (en estos momentos, amenazada por pesados nubarrones); me refiero a ANDRÉS RÍCVOT y a VICENTEBLO. ¡Gracias a los dos! (Antes le decían pata al amigo; ¿todavía? Si es el caso, ¡ellos son mis patas!).

Don ANDRÉS nos dice: "Alguna vez leí una publicación en la que alguien aseguraba que su vida podría ser una verdadera telenovela. Y creo que sí podemos aplicar el melodrama a nuestras historias personales. Incluso nos sirve de inspiración para escribir. En ese caso, me gustaría preguntarte si alguna vez te basaste en alguna historia conocida o persona cercana a ti para tus escritos, y si alguien se reconoció entre tus personajes."




Me pasaba todo el tiempo con mi familia, ANDRÉS. Ellos, los más cercanos (sobre todo, mis papás que no se perdieron una sola de mis 23 telenovelas), descubrían historias de conocidos, primos, amigos, abuelos, etcétera. No puedes escribir en el vacío. Todos los personajes vienen de alguna parte y, generalmente, de la vida real.




Continúa el Sr. RÍCVOT: "Por otra parte, si tuvieras que castear a otros actores para nuevas versiones de tus historias, ¿A quiénes elegirías? Por ejemplo, ¿qué otro actor crees que podría interpretar a Güicho Domínguez o a Pancho López?"




Creo que ya conté que, para Pancho López, estuvo considerado, antes que Arath, Omar Chaparro. Los altos mandos decidieron que no. Ahora, para Huicho o Güicho, la cosa está difícil. Tiene que ser de tipo mexicano, quizá no muy agraciado, de unos 40 años de edad... ¿A quiénes tenemos con esas características? (Ah, y buen actor...)



VICENTEBLO, por su parte, me dice que el Lic. Jorge Eduardo Murguía regresó a Televisa, efectivamente fue en 2019. Además, don VICENTE opina lo siguiente: "Me parece que Televisa volvió a la esencia del melodrama, con sus ajustes por la época actual. La saga Vencer, Te doy la Vida, ¿Qué le pasa a mi Familia? y La Desalmada forman parte de esos éxitos en tan solo casi 2 años." 



Como le pregunté sobre los ratings de Netflix, me dice que están en:

https://top10.netflix.com/es/mexico/tv

Muy interesante (aunque lo publican ellos mismo; quién sabe qué tan objetivas serán las mediciones). El Ranking está así:



Café con Aroma de Mujer, Cobra Kai (4), Rebelde, Madre solo hay Dos (2) y Yo soy Betty la Fea, son los primeros cinco lugares. Quizá podríamos hacer un análisis de estas producciones (que, no he visto). Solo he visto The Witcher que es extraordinaria y que yo pondría en primer lugar. Ahora, quizá hay que notar que, sin contar Madre solo hay Dos, todos son refritos (dos son de Fernando Gaytán: Café con Aroma... y La Fea...) Rebelde es otro refrito aunque en el periódico decía que solo usaron el original como inspiración.




"Me parece que las telenovelas de Televisa se ven más por tv abierta que por Blim y las redes sociales de la empresa. Sin embargo, considero que ahora se deben tomar en cuenta estos medios digitales. Los melodramas son trending topic en Twitter con frecuencia en México y en varios países, además de los comentarios en YouTube e Instagram con los mejores momentos y avances de la trama. ¿Qué opinas de este fenómeno social?"

La opinión es la de siempre: "content is king". Esto es lo que dicen los gringos. En otras palabras, no importa el medio, lo que importa es el contenido y un buen contenido funciona en todas las plataformas. Lo bueno del streaming, claro, es que puedes ver las cosas en cualquier momento, en cualquier dispositivo. Eso sí es realmente una revolución.




Agradezco su atención a estas torpes líneas y les suplico que participen para poder enriquecer esta columna.

Comentarios

  1. Hola, Alejandro. Soy de Venezuela, no de Perú. Tranquilo, te disculpo por este pequeña equivocación. Tampoco he visto en Netflix las telenovelas que están en el top 10. Hace unos días vi el inicio de la serie "A rienda suelta", sobre una joven que se hace amiga de un caballo. El primer capítulo fue ágil, tanto como las telenovelas juveniles que escribiste.

    El domingo terminó "SOS, me estoy enamorando" en Las Estrellas de Televisa. La protagonista apareció embarazada y en la trama crearon que iba a tener trillizos. ¿Te hubiese gustado adaptar el embarazo de Edith González, qepd, a "Mujer de madera" o preferiste los cambios que se dieron?

    Además de embarazo, enfermedad como cáncer en "Sueño de amor", ¿cuál otro recurso crees que funciona al cambiar de actor o actriz cuando la historia necesite rating?

    ¿Qué recuerdas del programa "El tesoro de Laura"? ¿Es cierto que fue uno de los programas con más rating de Televisa?

    Saludos.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

¿Qué hacer cuando te dicen que tu telenovela es un "bodrio"?

"Volver a Empezar" empezó mal

Los Entretelones